DANZA DEL VIENTRE

Danza milenaria de tradición oriental de gran sensualidad y con efectos beneficiosos sobre el cuerpo femenino tanto físicos como mentales, y que estimula la femineidad.

Es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. A su vez trabaja directamente sobre los centros de energía corporales, eliminando tensiones y armonizando la energía.

Para las mujeres embarazadas, es un excelente ejercicio para preparar el vientre antes del parto y luego de este, ayuda a recuperar el área del abdomen.

Se centra principalmente en los músculos del torso, si bien también mejora la fuerza en las piernas.

La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución.